Tuits Malvados por Geoff Livingston (traducción)

Existen muchos artículos que he encontrado escritos en inglés y que usualmente se encuentra el mismo tema escrito en español por otros especialistas, pero en este caso la publicación de Geoff me ha llegado muchísimo y con su permiso le voy a traducir al español (lo mejor posible, ojo eh que no soy traductora, certificada, etc.) je!

Me parece divertido el título “Mean Tweets”, pero es muy cierto, casi todos hemos caído en la pesadez de enviar tuits malvados o groceros.  En mi caso cuando he visto The Bachelorette (uno de esos programas de TV tontitos que son placeres que uno no admite tener jaja), yo cuando he visto el programa, he tuiteado cuanta tontería acerca de los participantes, sin embargo,  nunca ha sido algo ofensivo o hiriente como deséandole la muerte a algún familiar de nadie.  ¿Quién sería capaz de tal cosa?  Miren este ejemplo de @DavidVonderhaar en donde el “cyber bullying” (acoso digital) brilla con todos estos tuits de personas enojadas por un cambio que hizo en un arma, sí un arma imaginaria en un video juego:

http://gamerfury.tumblr.com/

Es triste, pero es tan fácil esconderse detrás de un monitor y decir cuanta tontería y grosería, por eso es mejor pensar antes de tuitear o de publicar algo en el internet, porque aunque luego borres ese Facebook post or Tuit, créeme, alguien que lo haya visto, le hara Print Screen y ya, frito y listo.  Mejor pensar que cuando estás publicando algo en el internet, pensar que eso lo podrías decir de frente a una persona, o incluso delante de tu mamá, de esa forma también mantienes mejor cuidado de tu presencia digital.

Sí, somos humanos, y no por eso uno debe ocultarse detrás de una etiqueta de redes sociales frívola, yo en mi caso siempre he admitido que me gustan las películas de horror, y algunas series tontas, e incluso cuando fui vegana y luego dejé de serlo y fue algo un poco problemático de compartir por las redes.  Está bien, pero no puedo estar posteando nombres de compañeros de trabajo cuando estoy teniendo un día pesado, para desahogo tenemos el chat cierto? 😉

También cabe la ternura de Fede de Leo Lammie jaja, tan lindo ese pescadito:

Ni Sol Ni Sal Twitter

Bueno, aquí les va la traducción y luego me cuentan su opinión, saludos!

Geoff Livingston ha sido periodista, y sigue escribiendo convirtiéndose en el autor de tres libros. Reciéntemente fue co-autor del libro Marketing In The Round y escribió el manual básico de redes sociales en Welcome To The Fifth State.  Publicará su primera novela Exodus en el 2013.

 Artículo en inglés originalmente aquí: http://geofflivingston.com/2013/06/18/mean-tweets/

selena-gomez-celebrities-mean-tweets

¿Has visto la sátira de Jimmy Kimmel acerca de los Tuits Malvados? Yo lo hice finalmente cuando vi la versión de la NBA que salió la semana pasada (debajo).

La respuesta graciosa por parte de las celebridades en contra de la cultura áspera del Twitter, penetra muchísima arrogancia.  Los Tuits Malvados dice lo que sentimos muchos de los que estamos involucrados en este manejo de comunidades en las redes sociales.

La vida hoy en día para quienes manejan redes sociales, blogeros o personalidades famosas, requiere lidiar con situations idiotas y sucias que las personas arrojan por las redes sociales.

Ahí está, lo he dicho.  Esto es lo que piensan muchísimos mercaderistas y CM (community managers).

Esto no proviene solamente de cualquier personas regulares en redes sociales.  Este comportamiento desagradable se extiende desde blogeros que se toman a pecho su Klout score y título de “influenciadores”.

Y aunque esquivamos o ignoramos este comportamiento porque la buena etiqueta del servicio al cliente lo exige, uno no puede evitar y pensar que muchas veces solo estamos subiendo egos y dando atención.

Yo no tengo que ir mucho más lejos para un ejemplo como la reciente crisis del caso del (la tetera de Hitler) que JC Penney sufrió en las redes.   Fue un desastre ridículo.  Francamente la comunidad de Reddit, de los medios y personas que generaron este problema, solo buscaban algo de qué quejarse.  Y esto lo digo siendo un descendiente de uno de los fundadores de la Liga Anti-defamatoria (podrás ver mi análisis profesional al respecto aquí).

En una de las crisis recientes en donde estuve involucrado, un miembro de la comunidad le reprochó a un blogero que publicó una acusación negativa (y algo dramática).  El blogero admitió que publicó esta pieza solo para llamar la atención.

Van y vienen, van y vienen.  Tantas van y vienen que ya es difícil tomar en serio algunas de las crisis de las marcas en las redes sociales.

Y Debemos Responder A Pesar De Que…

Las normas dicen que debemos responder y tomar seriamente cada comentario.  Yo estoy de acuerdo, es una principio básico de servicio al cliente.   Nuestro grado de reacción demuestra que es cierto que te importa los clientes y las marcas.

Nunca se sabe cuando el problema es real y significativo.  Consecuentemente, deberemos revisar cada reclamo y observación negativa como un asunto serio.  Por cierto, esto no es algo que solamente se aplica a lo social.  El buen servicio al cliente se extiende a llamadas, cambios en la tienda, y correspondencia escrita.

Al mismo tiempo, los CM tienen que medirse al responder a estos comentarios negativos.  Algunos serán falsos.  Otros caerán en la exageración emotiva.  Las personas dicen cosas detrás de un teclado que jamás te dirían estando frente a ti.  Otros dicen cosas malvadas por un aumento, para llamar la atención, o solo desean otro gratis xx o descuento de una marca x.

Yo sé de una marca que tiene un miembro de su equipo legal sentado en el medio del centro para servicio al cliente en las redes sociales.  El abogado ayuda a determinar cuando la marca debe ceder o cuando el cliente está tratando de estafar o inapropiadamente tomar ventaja del departamento del servicio al cliente.

Muchos de nosotros respondemos a las querellas civiles, y luego nos sacudimos el mal sabor.  Apesar de las proclamaciones en alto por expertos en redes sociales, al contrario, nuestros negocios no morirán.

Considera lo siguiente:

Una lista más impresionante de marcas sería las que literamente han quebrado por un moretón de las redes sociales.  Estoy esforzándome mucho para pensar en siquiera una empresa.

¿Cuál es el impacto de las personas quejándose y diciendo cosas negativas en Twitter (y Facebook y en sus Blogs)?  Las quejas pierden significado.  Las personas que necesitan de las redes sociales para poder desahogarse de asuntos serios son las que sufren más.  Tomaría una cacofonía de actualizaciones negativas para seriamente poder llamar la atención en estos días.

Existe mucha similitud entre responder a estos comentarios desagradables por internet y ser padre de familia.  Yo tengo una bebé de dos años que grita y lloriquea.  Yo la tomo en serio, pero me enfoco en buscar qué es lo que le está molestando.  ¿Tiene el pañal sucio? ¿Tendrá hambre o solo está cansada? ¿Le dolerá los dientesitos? ¿O solo está buscando compañía?  Yo no exagero cada vez que ella llora.

Yo no estoy seguro si hay mucha diferencia entre atender los problemas de Soleil (su hija) y los tuits malvados.

¿Qué piensas tú?

Share